FanyArts | Cobre Mate
22606
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-22606,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.3,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.1,vc_responsive

Cobre Mate

La técnica en cuestión no es la aplicación de un verdadero esmalte para rakú, más bien es una especie de pátina con una gran concentración de cobre y una bajísima cantidad de material vidriante. Tampoco se trata del proceso común para hacer rakú. A diferencia del rakú común, estas piezas no se encierran en el recipiente con serrín para que se ahúmen y ya. En este caso lo más importante no es el ahumado si no el flameado que podamos darle dentro del tacho o recipiente lleno de materiales vegetales bien secos que produzca un buen fuego y también humo para el final.Mientras más dure encendido ese material más oportunidad se tiene de buscar los efectos sobre la sutil capa de cobre.Lo anterior no significa que podamos lograr exactamente lo deseado, como todo lo que es rakú, pero a veces se logran cosas muy interesantes a base de experimentación.

Algo que es fantástico es que solo con el cobre se obtiene una gama de colores variadísima: amarillos, cafés, rojos, verdes y azules con múltiples combinaciones y matices, todo depende del tiempo y calidad del flameado (algunos también flamean con un soplete a gas), la clase de material orgánico seco depositado en el tacho de post-cocción y también el ahumado final.bre

Date

12 April 2016